domingo, 1 de febrero de 2009

...Infierno Grande



Mientras tanto en Santiago del Estero, más conocido como el infierno, eran mañanas de calor, tardes de calor y noches de más calor. Lo que me llevaba a estar todo el día encerrado en mi casa, por lo que aproveché para adelantar trabajo, pero claro, necesitaba unos recreos. Lo que me llevó a volver al chat (si, a ese que todos entramos alguna vez, ja), todo para comprobar mi teoría de que nunca hay santiagueños en estos chats. Cuando ya me estaba por ir, apareció un Marcos y me habló. Cuando me confirmó que era de Santiago, no lo podía creer. Después de que me aseguré de que era verdad y no era una alucinación por el calor, nos pusimos a conversar de nuestras vidas. Me explicó que en realidad no sabía si era gay, que está en una etapa de confusión sexual y que se sentía algo raro al tenerla a los 28 años, pero no podía dejar de pensar en eso. Me hizo algunas preguntas, traté de contarle y explicarle lo que significó para mí el aceptar lo que me pasaba y como ahora, después de toda esa etapa oscura, no lo cambiaría por nada. Estuvimos chateando por cuatro horas y se hicieron las dos de la madrugada, entonces me preguntó si le gustaría tomar un helado, ahora, ¡ya!. Recordé que cuando me dejaron plantado en las dos últimas citas a ciegas, decidí no volver a aceptar, pero no tenía nada que hacer y tenía un buen presentimiento. Además que al 2009 le tengo mucha fe, así que me cambié y en veinte minutos llegué a la plaza principal, frente a la heladería.
Debo decir que fue raro, por primera vez, no ser el más inseguro y tímido de los dos. Lo bueno es que entendí exactamente por lo que él estaba pasando, así que traté de hacerlo sentir cómodo y por suerte, después de unos cuantos comentarios graciosos, lo logré. Esto me hizo recordar muchísimo a mi primera cita a ciegas, que fue en Córdoba, con un chico que, coincidentemente, se llamaba Marco (sin la s), y era en una época en que yo todavía estaba en el closet y tuve que inventar una excusa para irme de una reunión de amigos. ¿Se acuerdan de esas épocas?

Como sea, mientras tomábamos el helado, Marcos se fue soltando y comenzó a preguntarme más sobre mi vida y como fue salir del closet con mis amigos, con mi familia y como llegué a donde estoy hoy. A medida que le contaba, yo mismo me sorprendía de algunas respuestas y de todo lo que me había pasado. Fue raro darse cuenta en ese momento todo lo que había superado (por decirlo de alguna forma), o sea, ¿Por qué casi nunca nos damos cuenta cuando hemos madurado pero si nos damos cuenta cuando estamos inmaduros para ciertas situaciones?¿que es lo que nos da la pauta de que hemos superado una etapa y que estamos listos para superar otra?



En una provincia chica como Santiago del Estero, debo decir que no es nada fácil. Hace unos años un amigo gay, ex compañero de la secundaria, volvió a Santiago y llevó a su novio con él. Obviamente salieron y todos se enteraron, se sorprendieron tanto que por poco sale en los diarios. Al día siguiente todos sus amigos, sus padres y todos sus parientes sabían lo que habían hecho esa noche y tuvo que dar algunas explicaciones. Ya saben lo que dicen: ‘pueblo chico…".

Creo que si me hubiese quedado ahí, hubiera tardado muchísimo más en salir del closet, hasta quizás, como muchos, nunca lo hubiese hecho. Este, como todos los años, volví para las fiestas y me encontré con mis amigos de la secundaria, fue raro, porque ellos ya saben que soy gay y muchas veces siento que dejan de hacer ciertos comentarios o tratan de obviar temas para que yo no me sienta mal. Y nunca me preguntan si estoy saliendo con alguien y mucho menos hablar de sexo. Es como que sigue siendo tabú y eso me hace de alguna forma, volver en el tiempo, es como volver a esa etapa de mi vida. Como cuando esa tía te pregunta: "¿para cuándo la novia?" Y vos tenes que sonreír e inventar algún chiste para salir del paso. Antes renegaba bastante de todo eso, pero ahora estoy en otra etapa, en la que la mayoría del tiempo estas cosas me parecen graciosas. Hoy mismo me pasó algo gracioso, cuando fui a comprar una bermuda, el cajero no me quiso dar una bolsa con manijas rosas porque iba a ´parecer muy gay´ ja, como si tuviera que ver con eso. Ojalá fuera así de fácil.

Ser gay, aceptarlo y estar cómodo con eso, es un proceso que (seamos sinceros) no es para todos. Obvio que no debería ser así, algún día seguramente esto va a cambiar, pero mientras tanto, es una lucha que no todos están dispuestos a pelear o no todos tienen los guantes para subir a este ring. Creo que cada uno es dueño de su vida, por eso a veces entiendo a algunos que nunca pudieron salir del closet y ahora tienen familia e hijos y trataron de olvidarse de esa parte de ellos, por el sueño de tener una familia y que todo sea menos complicado (complicado en cuanto a las trabas sociales, no me refiero a la vida en sí)

Mientras hablábamos de esto, Marcos me escuchaba muy atentamente y es porque segundos después me confesó que tenía una hija y que es lo mejor que le paso en la vida, ella lo cambió para siempre. Pero también me dijo que se había separado de su mujer porque la convivencia se le hizo insoportable.

Pienso que a medida que pasa el tiempo, te vas dando cuenta de las cosas que querés para tu vida, de lo que soportas y de lo que no. Esa es sin duda una señal de que has madurado, poder detenerse a pensar: ¿esto es lo que quiero para el resto de mi vida? Y a partir de la respuesta de esa pregunta, actuar. De todas formas, cuando superamos una etapa, no es que no nos damos cuenta, sino que en realidad por lo general pasa que apenas superamos una etapa, inmediatamente pensamos en superar la próxima, en lugar de disfrutar de la etapa en la que estamos. Esto es, sin duda, una de las razones por las cuales las parejas en donde hay una diferencia de edad no siempre funcionan, porque ambos quieren superar la próxima etapa y por supuesto nadie quiere retroceder etapas y a veces, aunque uno lo quiera, no siempre lo puede hacer.



Algo aun mas importante en esto de superar etapas, es el hecho de animarse y arriesgarse a vivir las experiencias que nos van a hacer superar cada etapa. Porque claro, una cosa es decirlo y otra es hacerlo. Ya habíamos terminado el helado con Marcos y de repente, se largo a llover, así que ofrecí llevarlo a su casa en el auto. En el camino, la lluvia se volvió muy intensa y tuvimos que parar un rato, porque no se veía nada. Yo le conté de lo mucho que me gusta la lluvia y mucho más cuando estoy con alguien. Ahí es cuando me dijo que la había pasado muy bien, que hacía mucho que no se sentía así y que le gustaría besarme, porque quería ver que sentía. Nunca acepto ser el primero (en nada) porque la verdad es que casi nadie se queda con el primer amor, ni con la primera vez. Pero en este caso, no tenía esa presión, porque era algo con fines científicos, entonces nos besamos. Fueron unos muy buenos besos debo decir, ambos quedamos bastantes conformes. El me dijo, un poco en broma, un poco en serio, que ahora sí que tenía cosas que pensar. Finalmente la lluvia paró y llegamos a su casa, claro que lo dejé a unas cuadras para que nadie lo viera. En la despedida, saco de su bolsillo una cadenita que había encontrado ese día en su casa. No tenía nada, era solo la cadenita. Me dijo que aunque no significara nada, me la quería dar para que me acuerde de él y de ese momento. Me emocioné tanto por ese simple acto, que me di cuenta que nunca superé la etapa en la que me enamoro de los pequeños tiernos actos de la gente; y espero nunca superarla. Es bueno saber que, si bien que el infierno es grande, al menos todavía hay gente cálida.

Pabl3Te

Después de superar una etapa ¿sos de los que disfrutan del momento o de los que se esfuerzan por superar la próxima?

24 comentarios:

fede dijo...

hola, lindo lindo lo escrito, yo me identifico mas como alguien que quiere disfrutar el momento al maximo, siempre, siempre trato de difrutar las cosas simples, los detalles, porque creo que esos son los que forman despues grandes cosas buenas. tengo 18 años, no tube nunca nada con un chico, pero creo que el nivel que pase es mi propia aceptacion, tal cual soy, no estaba muy seguro de eso, pero refresque mi mente, y me lo puse a pensar en frio, nunca voy a controlar las cosas que siento, simplemente eso no se puede, asique me acepto como soy. me encontre con muchas cosas, la gran gran gran mayoria en busca de sexo con un pendejo, conta de coger y sacarse la calentura de una sola noche, eso va en contra de mis principios. tambien me encontre con gente muy buena, lo cual me dio esperanzas de seguis buscando mas y mas gente asi, porque ya casi eran muy pocas. creo y lo estoy pensando, en "salir de closet", porque es un tanto dificil, no solo por el impacto hacia las personas que me rodean, sino tambien por la cultura, la sociedad argentina que es tan discriminante y cerrada, que no acepta cambios y cosas que consideran raras, pero que son totalmente normales, pero bueno, hay que poner el pecho a las balas, como creo que la mayoria de nosotros hizo, hace y esta haciendo, y eso es lo mejor que podemos hacer, no dejar de que nos pasen por arriba nunca, seguir viviendo la vida a pesar de todas las cosas, actos, insultos que nos dicen, porque al fin y al cabo todos somos iguales, ya sea obeso, negro, blanco, rubio, morocho, bajo, alto feo, lindo. creo que me cope escribiendo, pero me hace muy bien hablar de estas cosas jaja gracias por el espacio, y sigan escribiendo cosas tan buenas como estas. saludos a todos. suerte.

Alejandro dijo...

Muy bueno Pablo. Yo por mi parte soy de los que no se dan cuenta porque es verdad que estoy siempre tratando de superar la proxima etapa. Tengo que aprender a relajarme mas, pero es dificil. Saludos

Gabriel dijo...

Gracias a dios mi familia y amogos lo sabe vivo con mi pareja y somos felices, lo unico que me cuesta es asumir la sociedad y el trabajo, para no ir por la calle tan perseguido. un beso a todos.

Teo dijo...

Bueno y es cierto hay q cerrar etapas ,hay muchas personas q viven anclados de por vida en una etapa del cual no quieren salir

Leon dijo...

tengo mas días felices q tristes( muchos mas por suerte) y tengo ilusion por conocer a alguien q me haga confiar dce nuevo en el amor aunque será dificil...

Ramiro dijo...

hay que diferenciar que tipos de etapas. como vos bien decis Pablo, si es la etapa del "primer amor" cuesta y mucho

Lautaro dijo...

“Lo bueno de la vida es salir de esas malas experiencias que hemos vivido y lo mejor es librarse a tiempo”

Andrés dijo...

Todos los que estamos en esta pagina sabemos por propia experiencia, de los cambios en la vida. A veces los buscamos y otras veces nos golpean por sorpresa.

Oscar dijo...

paso a paso . seguro que todos tenemos cicatrices unos en un lado y otros en otra lo bueno es apoyarnos en los demás para que no se hagan tan profundas...necesitamos de la gente y la gente nos necesita... besos para todos y un abrazo

Sergio dijo...

A mi me encanta recordar etapas cerradasss ya q todas ellas o casi todas han tenido momentos estupendos. Pero no debemos aferrarnos a ellas pues el presente es para disfrutarlo tambien.

Marce dijo...

Estoy en ello............hace un mes que me esfuerzo para cerrar dos círculos que han sido muy importantes en mi vida, dos etapas de diferente duración, una material, la otra sentimental, cuesta bastante borrar de un plumazo tantas horas vividas en esas situaciones, pero lo estoy consiguiendo poco a poco

Pablo dijo...

Cuando corte con mi novio no podia quedarme en el dpto, porque se me caia encima, y ahora empiezo a disfrutar de la tranquilidad de quedarme un sabado viendo una pelicula tranquilamente. Aunque he cerrado el pasado todavia no estoy preparado para plantearme que espero del futuro.

Ezequiel dijo...

Creo que ya he conseguido cerrar mi pasado, hay momentos en que me invade la nostalgia pero es el recuerdo de una etapa que he cerrado.

Paolo dijo...

Gracias por este aritculo me ha ayudado mucho y veo que si puedo logralo , ahora stoy pasando de la tapa de rabia a la de aceptacion

Pedro dijo...

creo que es cierto, a veces nos aferramos tanto a algo y cuando ya no esta en nuestra vida es dificil aceptarlo.

Mara dijo...

Qué buen artículo. Lo voy a compartir con algunas amigas que necesitan leer esto para poder despegar de una vez. Es una gran verdad: hay cerrar ciclos y renovarse.

Alex dijo...

Correcto, ser gay fuera del closet no es para todos, sino no habrían tantas histericas perseguidas

Ramses dijo...

Lo que no me quedo en claro, el sabor del helado que eligierion

Martin dijo...

Todos hemos vivido una etapa en la que no queremos ni saber desalir del closet, pero una vez afuera, las cosas son más llevaderas. Yo lo he vivido y lo he disfrutado

Cristian dijo...

Las etapas con el tiempo uno las va cerrando y uno sabe como disfrutarla o no. No creo que se facil cerar una etapa y disfrutarla, a menos que ya lo tenias pensado

Ariel dijo...

las etapas, o los cierre de etapas, no se disfrutan, llega un momentoen el quenuestra cabez hac un click y ahi nos damos cuenta que ya superamos la etapa, pero se disfruta despues

Walter dijo...

e pasado por tantas etapas en mi vida, que no me puse a pensar en la proxima. Hay algo que no concuerdo contigo pablo, y es que son pocoslo que c sienten comodos con salir del closet . Yo soy gay, pero aun en el closet y me siento conforme, asi, sin salir, ni mostrar que me gustan los chicos. Cada uno vive su vida como puede en la sociedad q le toca vivir

Javier dijo...

apoyo la aceptación de la vida tal como es... el vaso pregunto... está medio vacio o medio lleno??? lo cierto es que el vaso simplemente está... y es real que está medio vacio y medio lleno al mismo tiempo... sólo depende de nosotros como lo miremos y que aceptemos que el vaso está... si logramos aceptar eso y luego vemos que podemos hacer para nuestro veneficio con ese medio vaso lleno entonces habremos logrado la felicidad plenamente positiva...

javi dijo...

muy bien eso de ponerle el pecho a las balas, pero es un razonamiento mucho mas profundo, acuerdense que somos minorias y la mayoria se esta despertando de un gran letargo y esta muy agresiva e intolerante, NO LOS PROVOQUEMOS CON NUESTRAS PLUMAS Y VESTIMENTAS, PORQUE TERMINAREMOS MOLIDOS A PATADAS, por no decir muertos o degollados, no es para asustar es para que estemos alertas