sábado, 29 de marzo de 2008

La Lluvia, La Intuición & Lo Verdadero

Y de repente me levanté con una sensación de satisfacción increíble, muy contento y como si hubiera dormido 30 horas. Después de desperezarme abrí los ojos y me doy cuenta que no estaba en mi cama, ni en mi habitación y a mi lado había un chico semidesnudo, durmiendo con mucha paz y una nariz rara de las que me gustan. Lo acaricié no solo porque era lindo, sino porque quería saber si estaba en un sueño. Cuando el abrió los ojos recodé todo.

Veinticuatro horas antes desperté en el fin de semana con nuevas energías. Era un nuevo año que empezó con muchísimos cambios, nuevos proyectos y una renovada y positiva actitud. Esa noche salí porque tenía un buen presentimiento. Tuve que hacerlo solo, porque mi mejor amigo gay se fue a vivir a Buenos Aires, entonces soy solo yo, como en los viejos tiempos, cuando me escapaba a Bunker los jueves a la madrugada sin que mi compañero de departamento supiera, ja.
Obviamente trato de que nadie lo note, porque aparentemente está mal visto salir solo, porque significa que vas de levante, como si los que van acompañados no fueran de levante (y no hablo solo de los que van con amigos, sino también de los que van con pareja). Y aun así no entiendo que tiene de malo. De todas formas no era mi objetivo principal. Solo quería salir y divertirme ya que hace poco que había vuelto a Córdoba desde la ciudad menos gay de la Argentina y de verdad necesitaba pasarla bien.

Había estado lloviendo toda la tarde, pero esa noche no llovió. Lo tomé como una buena señal. Aunque mucha gente la odia, a mi me pone de muy buen humor y me llena de energía. Lo noté cuando la mujer que me abre la puerta del taxi me sonrió, y ella nunca me sonríe. Mas tarde estaba bailando y un chico comenzó a mirarme raro. Raro sexy. Le respondí con mi mirada de “¿me estas mirando a mi?” y el me dijo con su miranda “si, seguime” y se separó de sus amigos pero no caminaba en mi dirección, se iba hacia el otro lado. Lo seguí y vi que se paró en la puerta del baño y me hizo la mirada de: “¿no queres tener sexo en un lugar reducido donde la gente vomita y hace sus necesidades básicas y las no tan básicas también?” a lo que respondí con mi mirada “no, pero gracias por la oferta”. Intuí que no era para nada lo que estaba buscando y recordé de guiarme por mi intuición ya que es el año de la rata. Fui a comprar algo para tomar y sentí que alguien me estaba mirando. Me di vuelta y de hecho había un chico mirándome, pero claro, imposible salir de ahí. Sobre todo porque el barman mas lindo estaba en esa barra. Volví a bailar a la pista y busqué a este chico. Lo encontré bailando con otro chico, pero parecían amigos, pero no estaba seguro. Intercambiamos miradas por horas, pero claro, uno de los dos tiene que dar el primer paso. Pero pensándolo bien las posibilidades de que el otro sea tímido son de un 50% de todas formas como la última vez que yo di el primer paso, me fue muy pero MUY mal, preferí esperar un poco. Claro que las luces se prendieron y la música de acabó, pero la noche no. Todavía quería seguir bailando, así que fui al after al que todos van, también para ver si este chico iba.

A pesar de la lluvia estaba muy lleno. Busqué a este chico por todos lados y de repente no tuve que buscarlo mas, porque venia directo a mi. Se lo veía un poco nervioso y tímido. Me saludó y me dijo que no sabia si lo estaba mirando a él o al amigo. Y yo le dije que tampoco sabía si me estaba mirando a mí o los otros chicos espectaculares que bailaban a mi lado. Nos reímos y me invitó a sentarnos a conversar. Tuvimos una larga y agradable charla, de esas que se tienen muy de vez en cuando solo conoces a alguien que te cierra. Hablamos de cine, de relaciones pasadas, de la familia y de cómo nos gustaría una relación que fuera sincera y duradera. Cuando la estaba pasando bien, pensé en lo bueno de mi decisión de no haber ido con el chico del baño, porque si lo hubiera hecho, quizás nunca hubiese conocido a este chico. Entonces ¿existe algo así como una intuición gay o en realidad es que finalmente crecimos, aprendimos y ahora tomamos decisiones mas acertadas? En mi opinión cada uno sabe lo que quiere en el fondo, aunque no lo note o lo demuestre, es por eso que inconscientemente a lo hora de decidir siempre estamos condicionados. También creo en la intuición, pero como un resultado de haber experimentado malas decisiones y haber aprendido a los golpes. Además siempre hay señales que te advierten.

Como cuando esta por llover, antes podes sentir el olor a lluvia, las nubes, los relámpagos, incluso mucho antes podes sentir como algo extraño en tu organismo. Es todo un proceso físico-químico por el cual pasamos. Y eso es lo mismo que pasa cuando conocemos a alguien con el que está todo bien, cuando sentís que te entiende, te escucha, capta tus ideas e intuye tu personalidad, además de por supuesto cierta atracción física, como cuando te transpiran las manos antes de acercarte a alguien que realmente te gusta, o cuando te pones nervioso cuando viene hacia vos.

Era lo que me pasaba con este chico, sentía que era perfecto para mí. Incluso antes que hablara de las ganas de tener una familia con un hombre y dos hijos, ja. Ya habían pasado como dos horas y un poco mas y era tarde, o muy temprano mejor dicho. Y me preguntó si me podía besar. No se porque la gente tiene esa costumbre de preguntarme. El beso fue increíble, como me lo imaginaba. Continuamos hablando y me contó algo que cambió todo drásticamente. Me contó que estaba de vacaciones en Córdoba, que no vivía aquí, sino en el sur, muy al sur. En Ushuaia.

Mientras yo caía de las nubes de un piedraza y sin paracaídas, el tipito me contaba que era de Córdoba pero que se mudaron hace mucho a Ushuaia y que casi nunca venían. Aún así, me invitó a su hotel, yo no estaba seguro de ir, pero era uno que queda cerca de mi departamento, y al cual vienen mis padres cuando me visitan, y dije ¿Por qué no?. Cuando volvíamos se largo a llover de nuevo, lo que fue bueno, porque nos pudimos besar bajo la lluvia, un beso muy hollywoodense.

Llegamos al hotel y tengo que decirlo, no se si fue porque hace mucho que no tenia buen sexo o porque teníamos mucha química o porque justo en ese momento se largo a llover mas fuertemente. Pero fue todo muy genial porque no muchas veces sucede que encontrás a alguien que le gusta hacer lo que a vos te gusta hacer en la cama. Los dos lo disfrutamos muchísimo. A la mañana siguiente, nos despedimos, no nos pasamos mails, teléfonos, ni nada, porque habíamos hablado que las relaciones a distancia son una perdida de tiempo y coincidíamos en eso, así que no tenia sentido. Entonces le prometí que cuando sea viejo y me mude al sur lo iba a buscar. Fue triste despedirse pero viendo el vaso medio lleno diría que nada mal para empezar el año Ese domingo fue bastante melancólico. Haciendo zapping me crucé con el documental de Madonna y justo la parte en que contaba de la relación que su esposo. Decía lo siguiente: "No existen las perfectas almas gemelas, si conoces a alguien y sentís que son perfectos, lo mejor es salir corriendo en la otra dirección, porque tu alma gemela es alguien que te irrita en todos los sentidos, te hace enojar regularmente y te hace enfrentar tu mierda. No es fácil tener una buena relación, pero no quiero que sea fácil, lo fácil no te hace crecer, lo fácil no te hace pensar. Agradezco a Dios todos los días, estar casada con un hombre que me hace pensar. Esa es mi definición del amor verdadero”. Y me quedé pensando en eso todo el día, quizás no porque alguien sea perfecto para otra persona, significa que es el amor de su vida, quizás todos tengamos que luchar para encontrar el verdadero amor, quizás si todo es perfecto, no es emocionante, no te moviliza internamente como la lluvia.

Más tarde la lluvia había pasado y me sentía en calma. Deseando que este año encuentre a alguien que traiga una gran tormenta, que me haga crecer y sobre todo que me haga pensar.

Pabl3Te

En tu opinión: ¿Que es lo que define el amor verdadero de una relación?