martes, 4 de diciembre de 2007

Soltero En La Ciudad...Otra Vez



Cuando alguien termina con vos de repente, pero con razones entendibles, si bien es sorpresivo, pensas ¿Qué hice mal? Y si la respuesta a eso es: nada, entonces está todo bien y no hace falta ni siquiera un duelo.Esa fué mi primera reacción, pero unas horas más tarde, me encontré con que eran las 4:25 AM y que no podía dormir. Había algo que me estaba molestando. Entonces me levanté a tomar agua y ví en el baño el cepillo de dientes que le había comprado especialmente. Inmediatamente lo tomé y fui al balcón, y en medio de una lluvia fresca del último día de invierno, lo partí en tres pedazos y los tiré con toda mi fuerza.

Por más excesivamente dramática y cursi que resulte la escena, juro que fue bastante terapéutico. Y al despertar la lluvia había limpiado todo lo que tenía que limpiar.
Después de una relación que duró mucho tiempo en vivencias y casi nada en tiempo real, lo primero que pensás es ¿Cómo le explico a los demás?. La respuesta a eso seria: no hace falta explicarles a los demás, son cosas entre vos y él. Pero ningún amigo te va a dejar escapar con esa respuesta. Muchas veces hasta nos da vergüenza, o por lo menos a mi, decir que terminé una relación en menos de un mes. Mucho más aún cuando todo estaba tan bien y entonces se lo contaste a todo ser vivo que tuviera oídos y por poco sale publicado en el diario. Entonces es obvio que todos quieran saber que pasó. Más tarde, cuando te aprendes de memoria la explicación y cuando escuchaste a todos opinar sobre la situación, descubrís que ya todo quedó en el pasado y no es necesario hablar más, que todo terminó bien y que podría haber terminado mucho peor. Y eso si hay que agradecer.

Lo bueno de estas relaciones que terminan bien, es que te llenan de energías y de alguna forma te dan esperanza de que todavía hay gente como la que estas buscando. Además de que claro, no hay noches de llanto y depresión, ni perdida del apetito. Y todas estas energías sirven para volver al ruedo y con lo que aprendiste de esta mini-relación comenzar más fresco y renovado. Es increíble como la energía positiva cambia la forma en que la gente te ve y te percibe.

Si bien empezar de nuevo significa lidiar de nuevo con gente extraña a la que hay que conocer desde cero, siempre están esos que anduvieron dando vueltas por ahí y que ahora que pueden percibir que tu energía cambió, ven la oportunidad de intentar algo. Siempre hay un pasajero para los taxis libres y viceversa

Claro que volver a la soltería, también significa cruzarse con esas personas que están solamente para histeriquearte, usarte, maltratarte y mentirte. Pero también significa cruzarte con gente diferente, especial y por supuesto tener sexo con alguien nuevo que no está nada mal.

Y hablando de cruzarse con gente, también llega el momento en que te cruzas con tu ex., que cuando termina todo bien, en realidad, no es problema, es un poco raro al principio, pero con el tiempo o se convierte en alguien con quien conversar o alguien simpático a quien saludar. Y la gran pregunta ¿se puede ser amigo de un ex?, no es tan fácil de contestar, hay que pensar muchas cosas y evaluar ciertos sentimientos, claro que con un ex con el que terminaste bien, todo es mucho menos complicado y mucho mas posible. Sin embargo hay quienes prefieren evitar a sus ex porque les recuerda a todos sus errores, entonces los mandan a otra dimensión.


Por supuesto que otra dimensión en el ambiente gay cordobés es como a media cuadra o en la otra pista. De todas formas lo genial del asunto es que si Frigyes Karinthy hubiera escrito los seis grados de separación aquí y ahora, quizas serian muchos menos. Lo que nos lleva a la conclusión de que podemos estar mucho mas cerca de alguien que nos guste o de alguien que lo conozca.

Volviendo a las relaciones cortas, si bien puede parecer vergonzoso haber amado a alguien en tan poco tiempo, o al menos haberlo querido demasiado como para dejar de lado sus defectos, la buena noticia es: ¡PODES AMAR A ALGUIEN EN POCO TIEMPO Y DEJAR DE LADO SUS DEFECTOS! Y eso no es poco, de hecho creo que es lo mejor que se puede aprender de una relación aunque no funcione.

Y pensándolo bien, que mejor momento para estar soltero en esta ciudad y volver a empezar, que la primavera. Tampoco es cuestión de desesperarse por conseguir a alguien, porque lo mejor de ser joven (energéticamente hablando) y soltero es: ¡ser joven y soltero!, disfrutar con tus amigos y que mejor época para volver a practicar las técnicas de seducción.

Aunque no sea una de mis estaciones favoritas, esta parece ser una primavera diferente y sino vos mismo podes hacer que sea diferente. Este es el momento y este es el lugar. Y si no se encuentra el amor, siempre se puede volver al primer amor y con eso me refiero al amor por uno mismo.

Pabl3Te

1 comentario:

El Señor del Crepúsculo Invernal dijo...

Mi ciudad Bogotá y otras tantas de colombia viven en eterna primavera. Asi que cada dia amanecer es una primavera